Editorial Fass, S.C. a 28 agosto, 2018

A medida que los modelos de pacientes específicos de impresión 3D evolucionan como un estándar de la práctica para la planeación previa a la cirugía de procedimientos complejos, la cara de la industria de los dispositivos médicos está cambiando.  Uno de esos participantes es la compañía de fases iniciales Biomodex con sede en París, que anunció a principios de este mes que sumó $15 millones a su ronda de financiación Serie A, elevando el total a 18.5 millones de dólares para apoyar a su penetración en el segmento de la planeación quirúrgica. 

El software patentado Invivotech de Biomodex es una combinación de impresoras 3D de vanguardia de varios materiales, como la Stratasys modelo J750, y crea materiales nuevos para igualar el complejo comportamiento biomecánico del tejido humano produciendo modelos médicos detallados y precisos de archivos de alta calidad resultado de su algoritmo patentado.

El presidente y cofundador de Biomodex, Thomas Marchand, consideró que “es el algoritmo que crea el material compuesto y que distribuirá los diferentes materiales a un nivel de micrones, podemos controlar cada gota de material para igualar la meta mecánica que tenemos. Estamos inventando nuevos materiales compuestos gracias a su algoritmo”.

La solución innovadora de Biomodex ayudará a los cirujanos a predecir cuál será el mejor tratamiento para los pacientes y ofrecerles una planeación exclusiva y experiencia de práctica para reducir riesgos y mejorar los resultados del paciente.  Marchan explicó, “La visión es que nuestros modelos específicos del paciente en 3D permitan a los cirujanos obtener un mejor entendimiento de la anatomía exclusiva de su paciente, de manera que puedan planear los procedimientos más complejos de una manera óptima.  Nuestra meta es ayudar a los cirujanos a elegir el mejor dispositivo médico y estrategia de operación para reducir riesgos y mejorar los resultados médicos y financieros”.

Hemos demostrado previamente en varios blogs recientes los beneficios de la planeación previa a la cirugía en términos de reducir el tiempo de operación, la exposición a la radiación, la dosis de anestesia y el resultado del paciente mejorado para casos cardiovasculares complejos, como una reparación de aneurisma aórtico abdominal endovascular, reemplazo de válvula aórtica transcatéter, y apéndice ventricular izquierdo.

Resultados quirúrgicos y el cuidado médico

Se calcula que en una de cada seis cirugías en los Estados Unidos existen complicaciones llevando el costo del procedimiento promedio con complicaciones a 36,060 dólares, 119% más alto que el costo promedio de un procedimiento sin complicaciones.  En promedio, esto suma a un costo adicional de 19,626 dólares.

En las últimas décadas, los esfuerzos generalizados han logrado mejorar la calidad del cuidado quirúrgico (2-7). En Estados Unidos solamente varias iniciativas de políticas emergentes pasan el riesgo a los hospitales haciéndolos responsable de los costos de las complicaciones y reafirmando el recorte de gastos en pagos de Medicare para hospitales de bajo desempeño con tasas altas de readmisión, altas incidencias de pacientes contagiados en el hospital, incluyendo complicaciones quirúrgicas y mala satisfacción de los pacientes.

Biomodex está protegiendo sus apuestas y está bien posicionado para capitalizar su tendencia de crecimiento mundial para contener los costos del cuidado de la salud y aceptar el cuidado basado en el valor que da prioridad a los resultados del paciente sobre el rendimiento.

admin_mundo2019
admin@mundoplastico.net