• En México, el escepticismo se ha incrementado en 6 puntos porcentuales respecto al año pasado.
  • Más del 71% de los mexicanos considera que la ciencia es importante para la sociedad.
  • 34% de las personas encuestadas reconoce que su interés aumenta cuando conocen el impacto que tiene la ciencia en su vida cotidiana.

3M presentó los resultados de la segunda edición de “El Estado de la Ciencia en el Mundo”, o SoSI por sus siglas en inglés. Este es un estudio que evalúa la percepción de la ciencia en 14 países del mundo, entre ellos México. En el marco de esta presentación, 3M organizó dos paneles para combatir el escepticismo a través de la humanización de la ciencia, donde participaron empresas como: ABB, American Tower, Coca-Cola, everis, Ford, Fortinet, IBM, Sherwin-Williams, el museo Universum y WWF. Además, también contaron con la presencia de Javier Montiel, ingeniero mexicano y director de la Academia Aeroespacial Internacional.

La ciencia baila entre el escepticismo y la esperanza: Un 87% de la población mundial tiene altas expectativas y esperanzas sobre el papel que juega la ciencia en resolver los grandes problemas globales a los que nos enfrentamos, pero la encuesta también revela que el escepticismo científico ha ido en aumento, creciendo 6% respecto al año pasado, incrementando del 29% al 35%.

En esta segunda edición del estudio, 3M ha descubierto que el interés por la ciencia de las personas va altamente vinculado con su humanización, por ejemplo, casi la mitad de la población, un 48%, solo cree en la ciencia cuando esta se alinea con sus creencias personales. Asimismo, los resultados del SOSI prueban que, al resaltar el impacto de la ciencia en la vida cotidiana de las personas y cómo esta mejora sus vidas, el interés de
las personas alcanza hasta un 34%. “Al igual que en 3M, todos los días una gran mayoría de personas ve una oportunidad en la ciencia: el mundo la necesita más que nunca para resolver los grandes desafíos a los que se enfrenta nuestro planeta. Es por ello, que necesitamos más embajadores que aboguen por cómo la ciencia mejora nuestras vidas día a día” comenta José Varela, director general de 3M México.

Entre las principales tendencias que el estudio descubrió también destacan:

La humanización de la ciencia y sus científicos:
La accesibilidad es una de las principales barreras a la ciencia, afortunadamente existe un gran campo de oportunidad, especialmente, con lo que respecta a hacer la ciencia más atractiva. Los científicos de hoy en día experimentan un problema de imagen, ya que, más de la mitad de la población (54%) considera que los científicos son elitistas, pero su credibilidad es muy elevada, el 83% de las personas confía en la información que ellos comparten. Para esto, la ciencia necesita mejores prácticas de comunicación que fomenten una cercanía con la ciencia: desde que los científicos relacionen su trabajo con la vida cotidiana de las personas (85%), hasta hablar sobre los avances científicos de una
forma más fácil de entender (85%)

“Todos nos beneficiamos de la ciencia, pero necesitamos una comunicación más efectiva que nos facilite entender cómo el trabajo de los científicos beneficia a la sociedad”, puntualiza Óscar Molina, Ingeniero de aplicaciones senior de la división materiales avanzados de 3M México. “Al vincular la ciencia a nuestras vidas cotidianas, incrementamos nuestra confianza en ella, reduciendo las barreras y el escepticismo. A su vez, eso nos ayuda a inspirar a los científicos del mañana”.

Las relaciones humanas reinan sobre la tecnología:
Continuando con el tema del interés humano, el estudio descubrió que la mayor parte de la población encuestada, valora más a los humanos que a la inteligencia artificial (IA). La encuesta planteó una serie de preguntas para determinar la preferencia de las personas por las conexiones humanas. Por ejemplo, el 84% de la población prefiere tener 5 amigos a tener 5,000 seguidores en redes sociales. Más de la mitad, un 70% prefiere un auto convencional antes que un vehículo de conducción autónoma y un 76% prefiere un asistente humano a un robot. También se descubrió que la inteligencia artificial genera un cierto temor sobre el papel de la ciencia: la mitad de la población teme que los puestos de trabajo sean reemplazados por la automatización y los robots.

El futuro y la ciencia:
La población mundial alberga altas expectativas sobre lo que la ciencia puede hacer por las generaciones futuras. Un 87% piensa que la ciencia es la solución a los grandes problemas globales. Un 33% opina que los avances científicos mejoran la calidad y esperanza de vida de las personas. Desde vacunas a enfermedades crónicas o al cáncer, al turismo espacial, coches voladores, y hasta clonaciones humanas son algunos de los avances que las personas esperan ver.
La humanización de la ciencia también juega un papel vital para combatir el escepticismo científico, ya que menos de la mitad de la población (39%), considera que la ciencia aporta más soluciones que problemas.

El futuro de la ciencia dependerá en gran manera de nuestra capacidad actual para incentivar a los jóvenes a estudiar una carrera relacionada con alguna disciplina STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas por sus siglas en inglés). El verdadero reto consiste en acercar la ciencia de una manera más humana y cercana a la vida de todos.
Descubre más sobre qué opina la gente de la ciencia nivel global en:
https://www.3m.com/3M/en_US/state-of-science-index-survey/interactive-3m-state-of-science-survey/

admin_mundo2019
admin@mundoplastico.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *