En los próximos años, en México la industria del hidrógeno verde puede generar tres millones de empleos, con inversiones de 60 mil millones de dólares, aseveró Israel Hurtado, presidente de la Asociación Mexicana del Hidrógeno, Almacenamiento y Movilidad Sostenible (AMH2).

Expuso que México tiene grandes oportunidades por el potencial renovable que tiene al formar parte del cinturón solar, es decir, los países con mayor cantidad de radiación solar en el mundo, lo cual posiciona a nuestra nación a nivel global, ya que puede tener bajos costos en la producción de hidrógeno que lo vuelven más competitivo.

Al participar en el Foro Energía e Industria, construyendo la nueva Política Energética rumbo al 2024, en el Senado de la República, expresó: “México tiene grandes oportunidades, podríamos ser uno de los grandes jugadores a nivel mundial, productores, consumidores y exportadores de hidrógeno, solamente es que nos pongamos las pilas de combustible de hidrógeno”.

Durante su conferencia magistral en el panel de Energías Renovables, el presidente de la AMH sostuvo que, en temas de movilidad, es más eficiente la utilización del hidrógeno verde que las baterías de litio, sobre todo para el transporte pesado y mercancías de larga distancia.

“Una batería de litio agregaría mucho peso al tractocamión que ya lleva toneladas de mercancías, imagínense entre ciudades. Tiene más autonomía de desplazamiento el hidrógeno verde y también ocuparía menos espacio, por lo que se considera más eficiente”, dijo.

Hurtado destacó que México debe aprovechar que ya es una potencia en el sector automotriz, para dar el salto o extensión hacia vehículos de hidrógeno como lo ha hecho hacia automóviles eléctricos con baterías de litio.

Destacó que las principales armadoras globales ya tienen fechas específicas para dejar de producir vehículos a combustión interna y empezar a fabricar solamente vehículos eléctricos: Volvo, para 2023; Stellantis, 2030; Ford, 2035; General Motors, 2035 y Volkswagen al 2040.

“A lo que voy es que todas las armadoras han anunciado estos datos, por lo tanto, necesitamos tomar medidas en ese sentido, avanzar más en la descarbonización. El nearshoring puede traer ventajas, beneficios, desarrollo y va de la mano con generación de energía renovable”, sostuvo.

Ante expertos del sector energético, Hurtado explicó que nuestro país puede ser líder en la producción de celdas de combustible de vehículos a hidrógeno, así como fabricar turbinas eléctricas que funcionen con hidrógeno, electrolizadores, tanques de almacenamiento, compresores, válvulas y toda una industria.

Agregó que el hidrógeno verde puede ayudar a la sustitución de combustibles fósiles en la industria, en la descarbonización, desplazar combustóleo y diésel y su uso puede llegar a otras industrias.

Durante su participación, informó que, a nivel global, existen mil 46 proyectos de hidrógeno verde con un potencial de 320 mil millones de dólares, en donde Europa es líder, pero en segundo lugar están Norteamérica y Latinoamérica. Además de en 2022 ya entraron al mercado 15 mil vehículos eléctricos.

Karla Cedano, responsable del laboratorio de Innovación y Futuros del Instituto de Energías Renovables de la UNAM, expuso que llevan más de 40 años formando especialistas en energías renovables, en donde una característica es que hay muchas mujeres muy profesionales.

La consultora independiente de energía, Rosanety Barrios, recomendó para la política energética del próximo sexenio acelerar la penetración de las energías renovables en la matriz eléctrica y adoptar indicadores de eficiencia energética de manera obligatoria, como el uso de la energía térmica en diferentes industrias que en la actualidad no la aprovechan.

Adrián Calcaneo, especialista del sector energético, durante su participación en el panel de gas natural, expresó que mucha de la infraestructura de gas natural puede ser reutilizada en el futuro en el hidrógeno verde.

Redaccion
barbara.mundoplastico@gmail.com