Evite Interrupciones en la operación

La eficiencia de las grandes máquinas de inyección de plástico y, en general, de los costosos y monumentales equipos para manufactura, depende del buen funcionamiento de sus componentes y sistemas hidráulicos. ¿Cómo cuidarlos en un entorno de suciedad y material particulado en el aire?

Maximice la contabilidad y el rendimiento de su maquinaría con ISOCLEAN.

La exposición del lubricante a partículas contaminantes aumenta en los equipos de inyección de plástico. Las condiciones del aire y la carga de trabajo de cada operación hacen del proceso de mantenimiento un paso fundamental para evitar el riesgo de costosos e imprevistos tiempos de inactividad debidos a fallas en los equipos. Para esto, los operadores deben tener cuidado en cada etapa en la que el lubricante está expuesto al aire.

Los estudios demuestran que aproximadamente un 82% del desgaste en los componentes se debe a la contaminación por partículas, siendo la causa número uno de fallas relacionadas con el lubricante.

El desafío actual es que los sistemas inyección de plástico cada vez son más complejos, tienen espacios más estrechos entre sus componentes y trabajan a presiones y temperaturas más altas. Bombas, Válvulas y Cilindros sufren el impacto de la contaminación por partículas, y sellos y mangueras son especialmente vulnerables al desgaste abrasivo que causa fugas y fallos.

El mantenimiento adecuado de los sistemas inyección de plástico es fundamental para reducir ese riesgo y evitar la contaminación por partículas en los procesos de lubricación es una de las claves.

Las causas de la contaminación en los sistemas de inyección de plástico son variadas:

  • El largo viaje desde la planta hasta el tanque de almacenamiento ofrece muchas oportunidades para que las partículas se infiltren en el aceite
  • Respiradores de tanques de almacenamiento mal instalados introducen material particulado en el sistema
  • Sellos flojos o sucios permiten la entrada de contaminantes
  • La limpieza inadecuada de componentes después de una reparación facilita la contaminación del lubricante.

Para reducir el riesgo de contaminación por partículas, los operadores deben tener cuidado en cada etapa en la que el lubricante está expuesto al aire. Los tanques de almacenamiento y depósitos deben mantenerse limpios y se l lados, y los sistemas de filtración deben mantenerse en buen estado de funcionamiento.

La mejor solución, sin embargo, es la prevención, comenzando con el propio aceite. Utilice un lubricante hidráulico que cumpla o exceda las especificaciones de limpieza ISO del fabricante del equipo, y verifique con el proveedor de lubricantes que cada entrega este certificada con e l código OEM ISO de limpieza como ISOCLEAN de Chevron.

NO ESTÁ LIMPIO HASTA QUE ES UN PRODUCTO:

admin_mundo2019
admin@mundoplastico.net