Las cintas adhesivas permiten que los componentes de diferentes materiales se acoplen con firmeza a la carrocería del vehículo. El reto en este caso es que los diferentes materiales tienen propiedades particulares de dilatación térmica y tesa se ocupa de esos desarrollos para la industria automotriz. 

Los expertos de tesa explican que, entre la carrocería y los componentes, actúan enormes cargas estáticas y dinámicas sobre las uniones estructurales a lo largo de la vida útil de un vehículo, donde las cintas adhesivas pueden compensar de manera óptima las dilataciones térmicas y las tensiones resultantes y, por tanto, conferir a los componentes una sujeción segura a la carrocería.

Queremos ser un socio de confianza para nuestros clientes de la industria automotriz. Para ello, aprovechamos nuestro posicionamiento global, no solo en la producción, sino también en nuestros centros de soluciones para clientes». Boris Kawa, director de Marketing Corporativo de la unidad de Negocio Automotriz de tesa 

Kawa comenta que en el sector los fabricantes y proveedores suelen enfrentarse a la cuestión de cómo fijar de forma estructural y permanente una amplia variedad de componentes y materiales a la carrocería del vehículo. Por ejemplo, fijar plástico con acero, acero con vidrio, o acero con superficies pintadas con materiales compuestos de fibra.

tesa y sus socios de la industria automovilística llevan más de 90 años desarrollando soluciones de fijación personalizadas para numerosas aplicaciones en vehículos. Con sus plantas de producción de todo el mundo y sus centros de soluciones para clientes (CSC), la empresa ayuda de forma integral a los fabricantes de vehículos a optimizar sus productos y procesos, así como a cumplir los más estrictos estándares de calidad. 

Solamente para aplicaciones industriales en esta actividad, tesa tiene para elegir entre una gama de unas 500 cintas adhesivas de una cara y 500 de doble cara cuando se necesiten soluciones a medida. A la hora de acoplar componentes estructurales a la carrocería del vehículo, la opción suele ser las cintas adhesivas de espuma acrílica. 

Los fabricantes y proveedores de equipos originales de automóviles utilizan las denominadas cintas adhesivas viscoelásticas ACX para uniones de gran eficacia en numerosas partes del vehículo. Para aplicar las cintas adhesivas de forma eficiente en la producción, tesa ofrece ACX en forma de carrete con longitudes de hasta 1400 metros. 

Te podría interesar: Moda consciente, en materiales y discurso publicitario

Con estas y otras soluciones, tesa se convierte en un socio cercano de la industria automotriz y conoce los retos técnicos a los que se enfrenta el sector. La empresa lleva muchos años trabajando con los fabricantes y proveedores de piezas originales de automóviles para dar respuesta a sus retos. También ofrece asesoramiento técnico y ayuda a seguir mejorando los procesos de producción. 

«Nos hemos marcado el objetivo de ayudar a nuestros clientes a desarrollar y fabricar mejores productos y, de este modo, elevar sus productos y procesos de producción al siguiente nivel», finalizó David Caro, vicepresidente corporativo de la unidad de negocio automotriz de tesa SE.

Redaccion
barbara.mundoplastico@gmail.com